jueves, 7 de noviembre de 2013

BALANCE

El mundo es al alcance
del oído y de los ojos
en la misma medida en que preguntas.
Mas, si sueñas sin medida,
ya, la vida, no te alcanza
para abarcarla en todo lo que abunda.
Frente a cada sonrisa el alma canta.
Ante cada llanto una esperanza.
La diaria cita se disfruta en ascuas.
Altares y promesas inciertos cada día.
Riendo a carcajadas, vestido en piel ajena.
Pero adónde va el amor cuando envejece?
Cuando el tiempo gotea en las ventanas
y la edad se va plegando con la piel.
Coalesce la mirada en lontananza,
evocando bocas que florecen,
las mañanas de risas

No hay comentarios:

Publicar un comentario