sábado, 22 de noviembre de 2014

Kim Phuc, un símbolo de la guerra de Vietnam, 40 años después
En la foto, la niña siempre tendrá 9 años y gritará "quema, quema" mientras huye de su aldea vietnamita en llamas. Siempre estar desnuda, víctimas del pegajoso napalm que le quemó la ropa y la piel. Siempre será una víctima sin nombre.
Al fotógrafo de Associated Press (AP) Huynh Cong "Nick" Ut sólo le tomó un segundo tomar la icónica foto en blanco y negro, hace 40 años. Con ella transmitió los horrores de la guerra en Vietnam mejor que cualquier texto, ayudando a poner fin a una de las guerras más controversiales en la historia estadounidense.
Pero detrás de esa foto hay una historia menos conocida. Es la historia de una niñita malherida unida por el destino con un joven fotógrafo. Un momento capturado en el caos de una guerra que sería su salvación y camino a una aventura de vida. "Siempre he querido huir de ese recuerdo", dijo Kim Phuc, ahora, a sus 49 años. "Pero parece que la foto no me deja ir".
Después de cuatro décadas, Phuc, que tiene ahora cuatro hijos, puede finalmente mirar la foto en que corre desnuda, y entiende por qué sigue siendo tan poderosa. La salvó, la puso a prueba y finalmente la liberó. "La mayoría de la gente conoce mi foto pero hay muy pocas que conocen mi vida", opinó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario