miércoles, 4 de febrero de 2015

CUENTOS FILOSÓFICOS PROBLEMAS FILOSÓFICOS MATERIALES HISTORIA DE LA FILOSOFÍA MATERIALES FILOSOFÍA Y CIUDADANÍA


LA QUÍMICA DEL AMOR.
Elena Plana Sánchez, 1ºA Bachiller
INTRODUCCIÓN

Al igual que la razón, los seres humanos presentamos un sentimiento que, en parte, nos puede diferenciar del resto de los animales, el amor. “En parte”, ya que este sentimiento se puede presentar de varias maneras, como amor fraterno (el amor que presenta un progenitor a su cría), el amor a objetos (el que un niño puede presentar a un muñeco), el amor a Dios, etc. Algunas de estas emociones las comparten todos los animales, pero aquella que caracteriza al ser humano es el amor de pareja, lo que conocemos como enamoramiento y de lo que voy a tratar a lo largo del ensayo.  

El interés de tratar el amor se debe a que este sentimiento hacia otra persona es tan antiguo como la especie humana. Desde la aparición del homo sapiens sapiens, este tipo de amor ha sido una emoción que ha estado presente y que perdura.
Por otra parte, podemos advertir que afecta a todas las personas independientemente de su cultura, origen y condición, es decir, este especial afecto lo experimentan todas las personas de todos los continentes.
A lo largo de la historia, el ser humano no ha adquirido grandes  conocimientos  sobre el amor, como sí se ha producido en muchos otros temas y se suelen dar explicaciones muy similares sobre esta conducta humana. Siempre se ha tenido como un tema complejo y difícil de explicar y comprender, que produce desde la mayor felicidad hasta la muerte, es la paradoja del amor.
Si podemos encontrar distintas formas de justificar este sentimiento. Podemos encontrar explicaciones vulgares basada en la experiencia humana, a partir de la práctica individual; justificación teológica, a partir de la revelación de un ser omnipotente, Dios; interpretación filosófica, obtenida mediante la reflexión y coherencia; explicación científica, mediante la reflexión, búsqueda de razones y causas y que aporta unos resultados demostrables.
Bien, sobre este último enfoque va a continuar mi ensayo: ¿Cuál es el verdadero saber que puede explicar con la total validez este sentimiento, que existe desde la aparición del ser humano?.  la respuesta a esta pregunta depende de la ideología de la persona que se la cuestiona, de sus creencias.
TESIS
La tesis que yo voy a defender a continuación es que el amor como sentimiento humano, tiene una explicación científica, basada en la neuropsicología, y cuyo fin es la supervivencia de la especie.

Aunque el amor no tiene solo una función, sino que puede tener una función educativa, ya que subconscientemente afecta al desarrollo afectivo del niño; también una función sociológica, para crear cohesión en los grupos humanos, ya sea en familia, comunidad de personas, etc.;  pero la función más básica a destacar es la biológica, es decir, asegurar la procreación para hacer posible la supervivencia de la especie. Los humanos, como cualquier otra especie animal, tenemos esta función básica (junto con la nutrición y la relación). Pero, a diferencia de las otras especies, cuya conducta sexual está predeterminada genéticamente, la nuestra tiene la mayor complejidad en el comportamiento sexual de la naturaleza, estando influida por ese sentimiento amoroso complejo, el cual puede hacer que exista sexualidad pero sin un fin necesariamente reproductivo.
Científicamente la sensación de amor tiene varias fases:
1)    Atracción: La explica la testosterona, una hormona que lleva a la atracción pero que no mantiene el vinculo entre las parejas.
2)    Percepción: Se ve alterada por la dopamina, no se ven los defectos de la pareja.
3)    Apego: Se mantiene los sentimientos de ambos. Las mujeres segregan oxitocina y los hombres vasopresina. El amor se vuelve mas racional, menos pasional.
4)    Amor verdadero: Tiene influencia de la dopamina  se caracteriza en ir mas allá de la existencia física.
 Todas ellas ocurren  en “el disco duro” del ser humano, el cerebro.
Como hemos podido comprobar, los avances en neuroquímica descubren la base química del amor como sentimiento que provoca una conducta compleja.
Al final todas las sensaciones y conductas que el ser humano es capaz de experimentar, miedo, emoción, felicidad, vértigo…, y como no, el amor, tienen científicamente una explicación química.

Como conclusión podemos afirmar que el amor, hoy día, tiene una base química y este descubrimiento sí que es novedoso para nosotros. Este es un  nuevo enfoque sobre el amor que nos diferencia de las explicaciones antiguas, explicaciones de los otros saberes y épocas. Se trata de un nuevo descubrimiento que puede tener mucha utilidad y que nos permite conocer las bases de la conducta amorosa.
Podríamos pensar que en un futuro la explicación científica del amor  puede hacer desaparecer el romanticismo, es decir, las conductas humanas como el juego amoroso, el galanteo, el coqueteo… Pero, en mi opinión, este sentimiento, este juego romántico, no va a desaparecer de la conducta humana, ya que se lleva a cabo inconscientemente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario