domingo, 14 de mayo de 2017

DISERTACIÓN: RELACIÓN DIALÉCTICA ENTRE LA NATURALEZA Y LA CULTURA

La relación dialéctica entre naturaleza y cultura en el ser humano: su influencia en la creatividad humana
Introducción:
¿Todos los seres vivos nacen sabiéndolo todo? ¿Somos los seres humanos los únicos que adquirimos cultura? ¿Nacemos totalmente adaptados al medio o necesitamos un lento aprendizaje? Todas estas preguntas parecen tener una respuesta sencilla pero a mi parecer no tanto ya que he necesitado buscar información para poder responder con cierta certeza (a parte de desarrollar mi propia opinión a cerca de este tema) a estas cuestiones.
Yo me inclino más hacia el hecho de que los seres humanos no nacemos siendo creativos sino que, evidentemente, necesitamos un lento periodo de aprendizaje para ir adquiriendo cultura y así poder adaptarnos y desarrollarnos en el medio mientras que el resto de seres vivos ya nacen con una naturaleza que les permite estar adaptados al medio y generar respuestas a todo aquello que se les presente.
Desarrollo:
En relación a mi tesis, debo decir que encuentro más argumentos a favor de los que puedo encontrar en contra, ya que pienso que es algo obvio el hecho de que los seres humanos nazcamos sin estar adaptados al ambiente y de ahí que durante un tiempo corto de aprendizaje tengamos que estar bajo la protección de nuestros padres o tutores que nos van enseñando y con los cuales vamos adquiriendo cultura la cual nos facilita la supervivencia.
Sin embargo, también hay animales que, a pesar de que generalmente su naturaleza les permite desde pequeños poder responder al medio, necesitan estar un corto periodo de tiempo bajo la tutela de sus padres que les permita terminar su desarrollo físico y mental para poder estar totalmente preparados ante todo lo que se les presente. La mayoría de estos animales son ovíparos ya que los mamíferos son animales que necesitan a su madre durante un tiempo para poder alimentarse mientras que los ovíparos son capaces ya desde pequeños de poder autoabastecerse sin la ayuda de sus progenitores.
Para continuar, la cultura es el conjunto de conocimientos, creencias, artes, moral, leyes costumbres y otras aptitudes y hábitos que adquiere el hombre conforme se va desarrollando y que, dicho de otra forma, es la respuesta adaptativa propia de los seres humanos.
Muchas veces se asocia el concepto de una persona culta a una persona que sabe mucho en relación a sus conocimientos pero esta concepción es errónea ya que, como he dicho, cultura es el conjunto de ámbitos que una persona adquiere y no sólo en relación al conocimiento.
En contraposición a lo que he dicho en la introducción, no toda la cultura que se adquiere es necesaria para poder adaptarnos o poder sobrevivir al medio ya que, por ejemplo, aprender a pelar una patata o a montar en bicicleta no es algo que nos sea imprescindible para poder seguir respirando o para sobrevivir.
En cuanto a la relación de la naturaleza y la cultura con la creatividad humana yo pienso que es muy difícil que, sin tener un mínimo de cultura, una persona sea capaz de poder desarrollar su creatividad de una manera completa, aunque también es cierto que hay personas que ya nacen con una mayor creatividad y que necesitan tener menos cultura y aprender menos para poder manifestarla que otras que quizás sí necesitan tener mucha cultura para manifestarla.
Para fundamentar este argumento, debo decir que yo no he sido una persona muy creativa desde nunca y siempre he tenido compañeros en clase que, teniendo la misma cultura que yo, han sabido resolver mejor los problemas que yo por ejemplo en los trabajos de plástica porque como ya he dicho, hay personas que nacen ya con una predisposición a la creatividad que otras personas no tienen.
Conclusión:
Ahora es hora de contestar a las tres preguntas que he planteado al principio de la disertación desde mi punto de vista.
¿Todos los seres vivos nacen sabiéndolo todo? Para nada, una gran parte de los seres vivos precisa un periodo de adaptación y aprendizaje durante sus primeros años que les facilite la supervivencia. Dentro de los seres vivos, son los humanos los que necesitan un mayor aprendizaje y los que nacen más indefensos ante el mundo ya que lo desconocen prácticamente todo.
¿Somos los seres humanos los únicos que adquirimos cultura? Sí, ya que somos los únicos seres vivos que tienen uso de razón y somos los únicos que no aprendemos sólo cultura para poder sobrevivir, sino también para satisfacer nuestra curiosidad o por el mero placer de tener más conocimientos y conocer cosas nuevas.
Por el contrario, el resto de seres vivos, lo único que aprenden es como sobrevivir, como defenderse de ser cazado, como conseguir comida… Es decir, nunca van a aprender algo que no les necesario a parte de que no tienen esa capacidad.
¿Nacemos totalmente adaptados al medio o necesitamos un lento aprendizaje? Como he repetido varias veces a lo largo de esta disertación, es fundamental ese periodo de aprendizaje que los seres humanos “sufrimos” durante nuestros primeros años y que es indispensable para nuestro desarrollo como personas y para terminar de adaptarnos a todo lo que nos rodea.

Miguel Giménez Piñana 1ºB

No hay comentarios:

Publicar un comentario